Mujer sufrió un derrame cerebral y quedó paralizada tras tronarse el cuello

Una paramédica australiana de 23 años sufrió un derrame cerebral que la dejó parcialmente paralizada luego de tronarse el cuello. Según medios internacionales, el acto aparentemente inofensivo casi le cuesta la vida.

De acuerdo con información difundida por el New York Post, Natalie Kunicki se encontraba en el departamento de un amigo en Londres viendo una película luego de haber salido. «Estiró su cuello y escuchó un fuerte crujido, pero pensó que no fue nada y se fue a dormir. Cuando se despertó, 15 minutos después, se dio cuenta de que no podía mover su pierna izquierda», asegura el medio.

La joven intentó ir al baño al despertarse. Entonces cayó al suelo. En diálogo con el tabloide británico The Sun contó que fue su amigo quien ingresó al lugar en el que estaba y la levantó. «Pensó que estaba borracha, pero yo sabía que algo más había pasado, pensé que había sido drogada», declaró. La paramédica nunca sospechó que sufrió un derrame pues se considera una persona saludable. Por ello, necesitó más de 10 minutos para llamar a los servicios de emergencia. Ahora se arrepiente de no haber pedido ayuda antes.

«Cada minuto se mueren más de tus células cerebrales, así que nunca descartes un derrame solo porque una persona es joven», recomienda. Cuando la ambulancia llegó para asistirla, «descubrieron que cuando se tronó el cuello sufrió una ruptura en la arteria vertebral», una de las principales del cuello, dice el medio estadounidense. Esto formó un coágulo de sangre en el cerebro y provocó el derrame.

De acuerdo con el Post, el lado izquierdo del cuerpo de la joven quedó paralizado casi por completo. Cirujanos lograron reparar la arteria de la paramédica. Sin embargo, no pudieron sacar el coágulo de su cerebro. Esperan que este se disuelva con el tiempo, asegura el Post.

Como consecuencia del derrame, la joven pasó en el hospital casi un mes. En ese tiempo trató de recuperar movilidad en su pierna, su brazo y su mano y actualmente puede caminar, pero no por más de cinco minutos. Los médicos no han podido darle a la joven un pronóstico sobre su recuperación, pero esperan que sea total. Ella, por su parte, quiere volver a su trabajo lo más pronto posible

Nota informativa de: El Comercio