En un edificio de apartamentos, un hombre soltero se moría de curiosidad por saber por qué su vecina que era viuda, y vivía sola.

Gritaba todas las noches de una forma escandalosa.

Hasta que no pudo más, y se puso a observarla por un hoyo de la puerta y lo que vió, lo dejó helado.

– Resulta que la viuda, antes de enterrar a su marido, le cortó con un cuchillo el pene y lo mandó a disecar.

– Lo colocó en la pared a la altura de su cintura, y todas las noches abrazaba la pared y hacía el amor.

– Al vecino se le ocurrió la idea de hacer un hoyo en la pared; quitó el pene del difunto y puso el suyo y se puso a esperar a la vecina.

– Cuando por fin ella llegó, con un cuchillo en la mano derecha con la izquierda agarró el pene y le dijo:

“ARRIBA QUE HOY NOS MUDAMOS” JAJJAJAJAJAJAJAJA TOING !!